25 octubre 2008

...Ya he leído: Mi carta más larga, de Mariama Bâ




Sinopsis
Las confidencias de una viuda senegalesa a su mejor amiga, divorciada que ha dejado su país. Entre la resignación i la voluntad de cambiar su vida, el lector accede aun retrato íntimo sobre la condición femenina en África realizado por una escritora que con dos libros se ha impuesto como una destacable voz de la literatura africana.


Comentario

El título original de la obra, escrita en francés es Un si longue lettre y, en esta obra breve y de muy fácil lectura, el lector se encuentra con una correspondencia -Ramatoulaye escribe diversas cartas a su amiga Aïssatou- que se convierte en un dietario sobre la experiencia de duelo de mujer senegalesa después de la muerte de su marido. Este hecho fatal provoca que Ramatoulaye revise sus sentimientos y sus vivencias como esposa, para que renueve la consideración de su marido, después de haberla "abandonado" al contraer matrimonio con una segunda mujer, mucho más joven que ella.
Mariama Bâ habla de las mujeres, y también de hombres, en una sociedad en que la poligamia se encuentra reglamentariamente acceptada. La acceptación formalizada y social poco tiene que ver, en todo caso, con la experiencia íntima de la mujer que debe compartir su hecho familiar, (su pareja y su consideración como madre y esposa), con una nueva figura, más joven, que le obligará a reestablecer su tiempo y espacio en el hogar. Además, la protagonista escribe a una mujer que no ha acceptado el mismo tipo de premisa social, ya que ante la propuesta de su marido de adoptar segundas nupcias, decide divorciarse de éste y llevarse a sus hijos con ella, al extranjero. Ramatoulaye y Aïssatou son dos personajes que, reinvindican la necesidad de cambio en una situación social femenima muy marcada por la tradición (la que proviene de los ancestros, es decir, de los mayores) y por la forma del poder masculino.
Mi carta más larga, no es una obra "feminista", si bien se le podría asignar este adjetivo. Sin duda, la reivindicación de una nueva situación en la sociedad de la mujer, es el elemento más destacable de la novela. Pero, quedarse sólo con esta perspectiva, nos dejaría en una contemplación, en mi opinión, algo reduccionista. Mariama Bâ habla de las emociones y, queriéndose fijar sobretodo en las femeninas, nos señala de una forma muy remarcable las masculinas. !Qué retratos, los de esos hombres que necesitan acercarse a la mujeres jóvenes para revalorizarse¡
Las reflexiones al respecto de la familia (en el sentido de unidad social) también son abundantes y de gran interés. En este sentido, Mariama Bâ acercará a los que desconozcan las formas socioculturales de los paises sudsaharianos, a un gran número de prácticas y usos muy alejados de los de occidente. Destaco la figura de la vecina griot, Farmata, y las explicaciones sobre las costumbres relacionadas con la forma de entender la muerte y el duelo.
Escrita en 1979, por una mujer senegalesa con educación superior, y de base cultural francesa, falta a Mi carta más larga, una seria exploración del fondo social de la mujer de su país. Ramatoulaye, la protagonista, pertenece a una clase bienestante y su problemas materiales resultan algo livianos, en ese sentido, de poca profundidad. No obstante, tres generaciones de mujeres se pasean por esta novela, y el cambio de perspectiva ante la vida que va desde la abuela hasta las hijas de Ramatoulaye, dotan a la obra de un gran interés por la validez del esbozo emocional, por la sabia forma de expresar las diferencias entre las mujeres más mayores y las de menor edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada